9 de marzo de 2011

ZAPATOS DE TACÓN: SANDALIAS, SALONES, PEEP TOE…¡GANA EN ALTURA!

De acuerdo: no son cómodos, no puedes llevarlos todo el día y no siempre favorecen. ¡Pero son tan bonitos! Una de las torturas más adorables es ponerse unos buenos zapatos de tacón.  En cuanto te calzas unos te ves más estilizada y hasta caminas de forma más femenina. ¡Es el aliado perfecto para las que somos bajitas y tirando a redonditas! Suben la autoestima y son de lo más sexy.
Esta temporada han sido a menudo sustituidos por botines en los looks de día y en los looks de noche  más informales, pero no por eso han desaparecido ni han perdido su hegemonía en los grandes eventos. ¿Alguien se imagina  a una celebritie yendo a una première o a una fastuosa boda con botines? Pues no, claro que no. Los stilettos siguen siendo los reyes, aunque se alternan con plataformas y peep toes. Con  strass, de raso, con estampados animal print y hasta con tachuelas; combinados con vestidos largos y cortos, faldas y pantalones. ¡Todo vale!
Aquí os dejo unos ejemplos de los must de esta temporada y de algunos clásicos renovados. No son todos igual de favorecedores ni igual de ponibles, así que ojo a las recomendaciones. Aún así, escojas el que escojas, ¡disfruta de tus centímetros de más! (en altura, claro…)
Zapatos salón: los clásicos entre los clásicos. Mejor si son  de punta intermedia. Nada de puntas afiladas, que ya no se llevan, ni de puntas cuadradas que no se han llevado jamás. Los más cool llevan plataforma visible, aunque son más cómodos los que tienen plataforma interior, oculta a la vista. Tener unos salones negros es tener un comodín en tu armario. Se pueden poner con cualquier cosa, vestido, falda o pantalón (aunque con leggings y con bermudas quedan raros), de día o de noche, en invierno y en verano. Y favorecen a todos los tipos de pierna.

Peep toe: Son salones pero con los deditos al aire. Se han convertido en imprescindibles. En invierno pueden llevarse con medias. Como los salones cerrados, favorecen a todo tipo de pierna, siempre y cuando no sean muy abotinados.  Son más versátiles que los salones cerrados porque son menos clásicos, y puedes combinarlos hasta con jeans, leggings o bermudas.
Salones de tira con plataforma: La plataforma es la mejor y más cómoda forma de ganar altura, a pesar de que Manolo Blanhik opine que son una horterada. Ha sido el descubrimiento de las últimas temporadas, aunque si no aprendes a caminar con ellas (especialmente si son muy altas) parecerás un pato. ¡Hay que ensayar por casa para evitar posibles caídas por falta de práctica! El cierre de tira al talón es muy femenino y favorecedor.
Sandalias: Han dejado de ser sólo para el verano y se llevan en cualquier temporada, aunque en invierno sólo para estilismos de fiesta. Siempre sin medias, por favor. Implican tener los pies bonitos y cuidados y llevar una buena pedicura. Las que tenemos piernas gorditas o gemelos muy marcados, debemos evitar las sandalias de tiras muy finas y los tacones stilettos, que hacen que la pierna aún parezca más gruesa.

Sandalias tobilleras y sandalias romanas: Son muy sensuales y tienen un punto sexy. Con faldas tubo a la rodilla son de lo más cool. No obstante, no son aptas para todas las piernas. Las sandalias romanas aumentan el volumen de la pierna (como pasa con las medias caladas o estampadas) así que si tienes piernas gruesas, evítalas. Las sandalias tobilleras acortan visualmente la pierna y engordan también el tobillo así que son más adecuadas para las piernas largas.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada